Etiquetas

viernes, 9 de junio de 2017

Mi primer viaje Guatemala. Antigua. Agosto 2014


Que emoción volver a escribir después de tanto tiempo, y además de uno de mis destinos favoritos y más esperados: Guatemala.

El viaje entero duró un poco más de 2 semanas visitando Antigua y sus alrededores con total calma, para luego cambiarme al lago Atitlan y sus pueblos - incluida dos lindas sorpresas para mi, fanática de las mariposas y de El Principito-, el universo de Chichicastenango, para cerrar con broche de oro en Flores, con la maravilla de Tikal y la sorprendente Ciudad de Guatemala.



El inicio del viaje fue Antigua es un universo en sí mismo, teñido de colores, lleno de restaurantes, cafés y tiendas preciosas, pero es a la vez, una ciudad viva, cosmopolita, pero sumamente auténtica, plena de tradiciones y guiños pre hispánicos  de la conquista y de la dominación española, pero de gran presencia original hasta la actualidad ...  sentirme viva y más americana que nunca es el mayor recuerdo que me traje de este viaje. 


La Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, hoy Antigua, fue fundada en 1542, capital de la capitanía General, hasta 1776, luego de ser destruida por una gran terremoto y declarada patrimonio por UNESCO en 1979.

La ciudad es maravillosa ... aunque suene cliché es viajar atrás en el tiempo, a la época de la conquista y del dominio, incluyendo la omnipresencia religiosa, que hace de esta ciudad una de las máximas exponente de las tradiciones del catolicismo, que inunda la ciudad con sus enormes campanarios.



Pase diez días en Antigua (por eso comí tanto), y desde ahí me moví a los alrededores. El tour por la ciudad de Antigua, pueblos aledaños  y la visita al cafetal lo reservo para un post aparte, dejando en este lo que se  puede hacer por libre, sólo callejeando en la pequeña, pero a la vez extensa ciudad.



1° Dormir:

Por precio, ranking y locación elegí el Hotel Aurora (www.hotelauroraantigua.com), está a unas cuadras del Parque Central, justo al frente de los dulces de María Gordillo y al lado del Museo del Chocolate, así que el aroma fue el mejor acompañante.




La casa donde funciona fue construida en 1929, y respeta la lógica de toda construcción Antigueña: un jardín central con coloridas flores, corredores  con mecedoras para leer y dormir y una fuente, un comedor con un vitral hermoso, donde se servia el desayuno cada mañana, con frutas y un café delicioso-. 

La habitación grande y confortable, con un baño recién remodelado

2° Comer, comer, comer:

Alrededor de la plaza de Antigua, y en todas sus calles, hay toda oferta de restaurantes y picadas, en todos los rangos de precios, y que abarcan desde comida tradicional, donde abundan los elotes, tortillas de maíz y la palta (Aguacate), a la que como buena chilena, amo con todo el corazón.

En este viaje creo que comí más que nunca, desde pequeños snacks de mis dulces vecinos, hasta comidas completas, incluyendo cena show.

Acá mi lista de recomendados, sin orden de preferencia:


-  Café La Condesa:

En pleno Parque Central,  ofrece café y comidita con aroma a tradición, situado en un lugar precioso y tranquilo, con una atención de lujo, y precio adecuado.



- Los Tres Tiempos:

Cocina Guatemalteca y fusión, con una terraza monísima. Por fuera no dice mucho, pero por dentro tiene una decoración preciosa, también haciendo mezcla entre lo tradicional, incorporando elementos más modernos.



La comida exquisita, colorida y a un precio súper bueno.



- Metiz Bistro

Lugar digno de repetirse. Llegué acá por la recomendación de mi buen amigo Crespo,  destaca por su buen gusto en la decoración y en la comida.

El Bistro es abierto, bello, y con una atmósfera súper cosmopolita, los macarrones una sorpresa y los sandwich además por sabor, destacan por una hermosa presentación




- Restaurante Los Moros (www.posadadedonrodrigo.com/antigua/dining-es.html)

Este día fue para arreglarse y salir a la tradición, para visitar el restaurante de una de las posadas más clásicas de la ciudad: la posada de don Rodrigo.

Me puse  mi mejor pinta viajera, y me instalé con un ceviche (inquietante por el tomate, pero rico) y un vinito blanco (español) a disfrutar del grupo que tocaba dos marimbas enormes, con maestría: desde paso doble hasta las piezas más queridas del folclore latinoamericano.



Y acompañando la ensalada de palmitos, estuve entretenida con el Baile de los Moros y del venado, con quienes además baile y saqué fotos, danzas que representan la conquista de los españoles, y que se dice fue una de las tantas formas de evangelizar de los frailes dominicos.





- Dulces Típicos Doña María Gordillo 


Mi vecina del frente y donde tuve una visita diaria, está concurrida y tradicional dulcería que data de 1872 y sigue encantando a locales y visitantes, con los olores y colores de los dulces (nada de chocolate) y con su hermosa decoración.


Las chicas impecablemente vestidas explican pacientemente la diferencia entre cada dulce y hacen sus propias recomendaciones, que incluían guayabas y cocadas, aunque mis favoritos fueron el mazapán y las tradicionales Canillitas de Leche.





- Bonus Track: Ostería de Francesco:

No tengo ninguna foto, pero lo pasé tan bien !

Me animé a ir, porque está al lado del hotel, salía número 1 en Trip Advisor, y fue una super experiencia.

Es un lugar estupendamente atendido, tanto así que me invitaron a la despedida de un familiar que se estaba celebrando, como una más de ellos, después de mi deliciosa pizza, me puede quedar brindando con la famiglia !



3° Recorrer:

Hay que armarse de zapatos cómodos, porque todo en Antigua se trata de recorrer e intrusear, tomar cada día una ruta distinta, intentando abordar entre tanto color y gente interesante, lo que más se pueda. 



No es una ciudad extensa, las calles están ordenadas por numero y norte y sur, estando toda la actividad cerca de la Plaza Mayor (Parque Central), con modelo "clásico", Catedral, Ayuntamiento y pasillos plenos de comercio (y casa de cambio) y que hacían espacio para las marimbas o simplemente sentarse a ver el mundo pasar.



En todas las cuadras hay una iglesia, un vestigio de un ex convento, un guiño colonial, colores y más colores, para maravillarse, además por el estado de conservación y respeto de las tradicionales formas.


Aunque si de recorridos se trata la más fotografiada es la 5° Avenida o Calle del Arco, que es una de las postales más admiradas de la ciudad, de ida (por los colores) y de regreso (por la vista al volcán que preside toda la ciudad), con lluvia o con sol.




Antiguamente se situaba el Convento de Santa Catalina Virgen y Mártir que era de Monjas de Claustro, por lo que crearon este pasadizo, que resguardara la clausura de las religiosas, en 1693.




La calle del arco termina en el Parque de la Merced, donde hay varios puestos de comida al paso (Elotes ... mmm!) y una iglesia maravillosa, además de otras tiendas más de souvenir,






4° Hacer: la verdadera experiencia de Cacao: Chocomuseo (www.chocomuseo.com)

Esta fue una de mis visitas más queridas, y no solo, cuando pasaba camino al hotel a comprar chocolate, sino, cuando fui al taller "Beans to Bar" (sí, en inglés), donde explican en teoría y práctica, el origen y el proceso del Cacao, y como se ha desarrollado, con lo mejor de ambos mundos, de los Mayas hasta hoy.

El taller dura casi tres horas, en grupo de máximo 6 personas, se trabaja, bebe y come chocolate y todo por 25 USD.



Pasamos, guíadas por el simpático "maestro" por el proceso de cosecha, desgrane, limpieza, tostado y molido del Cacao. Mientras tostamos los granos nos contamos entre nosotras (yo y 5 cinco chicas israelíes), que andábamos haciendo y por qué Guatemala, sin tener que explicar obviamente por qué el cacao...  nos convocaba el gusto universal.



Luego que bebimos té de cacao y la "bebida de los Dioses", de acuerdo al rito Maya, empezamos a derretir Cacao, para preparar nuestra propia bandeja de chocolates, en un molde y que luego de ponerle los topping que eligiéramos, embolsaríamos para llevar (obviamente no llegaron a Chile)





5° Visitar

Casi todas las visitas de la ciudad las hice en el tour que contraté ahí mismo con Turansa (evadeguardia@turansa.com), , y que compartiré en un post posterior, pero me reservé dos para hacer por libre, primero, porque el tour ya tenía bastante visita a iglesia y estimé bueno dosificar un poco y, dos, porque al menos  a la primera, quería dedicarle un poco más de tiempo.

- Hotel Casa Santo Domingo:

El hotel se emplaza en lo que fuera el convento y Templo de Santo Domingo y colegio Mayor de Santo Tomás de Aquino, incluso si uno no se aloja ahí, es un lugar fantástico para pasar el día y no exagero, por la cantidad de cosas que tiene en su interior para ver, visitar y probar.


Primera parada tienda de chocolates ... azul para variar un poco.




Segunda parada, Museo Colonial, donde se exhiben piezas de orden religiosa del siglo XVI a XVIII, que adornaban las iglesias de la orden Dominicana, en aquellos tiempos en que Antigua era capital y Museo Arqueológico y de la Plata


Tercera parada, taller de velas, otra artesanía preciosa y muy tradicional del lugar donde se puede encontrar al artesano laborando, quien explica con paciencia infinita el proceso  e incluso, invita y anima a intentar desmoldar las velas.




 - Convento de Santa Clara:

Visite los vestigios del Templo y Convento de Santa Clara, hoy mayormente en restauración.

Cuenta la plaquita que el convento fue terminado a principios de 1700, en su primera versión, porque terremotos mediante, se ha debido levantar en más de una oportunidad.


El claustro es hermoso, y de los pocos coloniales que he visto  construido en dos niveles, servía para las religiosas de clausura pasaran sus días y realizaran sus actividades.

 El Templo, hoy en restauración (me dejaron entrar solo para sacar esta foto) y el frontis de la iglesia de los más lindos de la ciudad y expresión del Barroco Antigueño.





6 ° Comprar:Jade, jade, jade.

El Jade es considerada la piedra de la vida y la eternidad para los pueblos mesoamericanos, en la que se concentran todos los poderes divinos ... Hoy, en tiempos post hispánicos, se estima como piedra de protección y amuleto.

Visité la casa del Jade, donde compré unos ángeles preciosos de regalo para mi mamá y hermanas, y donde hay un pequeño recorrido donde explican el proceso de extracción de esta piedra y su pulido hasta llegar a hacer obras maestras como las máscaras funerarias de los antiguos mayas o piezas de joyería más moderna.



También pasé por Jade Maya (https://jademaya.com/) una gran tienda que además alberga un museo arqueológico.

Compré para mis sobrinos (también para mi) sus signos del calendario Maya, de acuerdo a su año de nacimiento según el calendario Cholqíj compuesto de 20 Nahuales.



Las demás tiendas y decenas de galerías alrededor de la calle del arco se reducen a la artesanía en madera, de colores con los tradicionales búhos, y las mantas Huipiles, (estilo aguayos) de todos colores y diseños y unos monitos pequeños de lo que pidieras hechos de mostacillas de colores maravillosos (El representativo del ave Quetzal fue el souvenir más querido para todos mis amigos)




Visité también el Mercado de las Artesanías que congrega, a unos pasos del terminal de buses, una serie de locales de artículos de cuero, pinturas (técnica de la hormiga o de la abeja, que representa el mundo campesino Guatemalteco desde el suelo o el cielo, respectivamente), miles de Huipiles de todos colores habidos y por haber.





Los infaltables souvenir más simpáticos.



Y mis favoritos que  los  muñequitos "quitapenas" que son unas figuras diminutas, hechos de madera y tela, que según la tradición indígena tienen el poder de llevarse las penas que aprobleman a sus dueños, lejos, donde no puedan inquietarlos ...  Las instrucciones son sencillas: “Si usted tiene un problema, entonces compártalo con un muñequito de las penas antes de ir a la cama. Dígale una pena a cada muñequito, luego colóquele debajo de su almohada. Mientras usted duerme los muñequitos se llevaran las penas muy lejos.” ... no sé si será verdad o mito, pero puedo decir que a mi me resultó.

https://68.media.tumblr.com/867932a12e4521a506076d5d474ddf80/tumblr_nyum06E1Zb1rzxdpwo1_1280.jpg


7° Masaje, masaje, masaje


Para mi, simplemente, no hay vacaciones sin masaje, por lo que en mi estadía investigué, y me decidí a probar algunas alternativas del menú local.

La primera experiencia fue en Mayan Spa, en la esquina de mi hotel, con un servicio correcto, pero atención destacada de la terapeuta y de todas las chicas que trabajaban acá. 



La segunda más consentida fue en el Spa del Hotel Casa Santo Domingo (www.casasantodomingo.com.gt/es/spa.html), la que valió cada Quetzal, pues es un lugar precioso, súper bien atendido, lo que hizo de esta experiencia especial antes de mi cena despedida que tomé en el mismo hotel.



Mi elegido fue masaje relajante con piedras de Jade, que aún se lo agradezco a la vida, porque a pesar que el precio era elevado, me dejó con las piernas turistas, más que relajadas y livianas, lo que entre tanto adoquín se agradece.

Próximo post: tour por Antigua, pueblos y cafetal.








lunes, 18 de julio de 2016

Rio de Janeiro. 9 postales en ritmo slow

Después de la semana musical y soleada que compartimos con mi amiga Cathy en Salvador y alrededores, llegó el turno de visitar otra antigua capital: del reino de Portugal, del Imperio de Brasil y también de Brasil independiente hasta 1960 y además sede del mítico Carnaval y mundialmente famosa: Cidade Maravilhosa, corazón de Brasil !

Para ambas era la segunda visita a la ciudad;  mi primera vez en Rio fue en 1999, cuando fui con mis papas, así que esta experiencia, aún cuando haya repetido algunos lugares, fue totalmente diferente.

Elegimos para alojar un departamento, por la libertad que supone esa modalidad, muy bien ubicado (una cuadra de la playa de Copacabana y con muchos cafés y restaurantes cerca), muy funcional, con todo cerca, incluido el metro (Cantagalo) y a un precio muy, muy bueno. El dato www.rioapatments.com


El departamento tenía un dormitorio, living, baño y cocina abierta, donde pasamos la mayor parte de nuestra estadía (la altura de los muebles de la cocina era impresionante, me sentí enana). Un representante nos recibió y despidió, y además nos permitieron dejar las maletas en la oficina mientras esperábamos la hora de nuestro vuelo .. y, si bien, tuvimos un problema con las almohadas y con un vidrio del armario, lo solucionaron de inmediato.



Cathy había ido hace muy poquito, así que andaba con todos los datos sobre comer y salir bien frescos, y también se había quedado en un departamento de la misma agencia, así que el sistema estaba ya probado.

Organizamos juntas un recorrido para los próximos 5 días, de paseos tranquilos, sin mucha playa porque no hacía tanto calor, repitiéndonos algunos iconos de la ciudad y descubriendo lugares nuevos, y también algunos recomendados por mi amigo de Couchsurfing Rafa, quien nos presentó el centro de Rio, con el que quedamos gratamente impresionadas.



1° Nuestro Barrio Copacabana de día y de Noche 

Cada día de esta estadía partimos tomando un nutrido desayuno o en casita, en Starbucks o en café Stalos, el que además tiene la gracia de estar abierto las 24 horas y tener te (chá) tamaño familiar del que le encanta a Cathy y jugos y cafés exquisitos para mi.



La playa como siempre fantástica y entretenida; basta solo sentarse viendo el mundo pasar, impresionadas con la cantidad de gente haciendo deporte .



Nunca pasó mucho rato antes que llegara alguien a vendernos algo: trajes de baño, choclo asado, agua de coco, picolé, lo que entretuvo aún más nuestras tardes, y nos brindó almuerzo cada vez.


Si caminábamos por Nuestra Señora de Copacabana, nos devolvíamos por la playa, así íbamos descubriendo rincones, midiendo el ritmo el non stop, y husmeando en las ferias artesanales que se arman en el bandejón central.

Y recorrimos para un lado y para el otro, los míticos mosaicos que han dado a esta playa su fama mundial …. 




Había por todos lados  guiños al mundial de fútbol que se celebraría el 2015,  y también obras relacionadas con la ampliación del metro y mejoramiento de rutas, que causaban hartos problemas en el tránsito.





Por las noches recorrimos también cerca del barrio; la verdad la seguridad para nosotras siempre fue prioridad, pero también en cierto que con la misma precaución de tendríamos en Santiago o Viña anduvimos muy bien y con suerte no nos pasó nada.

Visitamos los puestos playeros de avenida, extrañando la bizarra discoteque Help, ahora convertida en los cimientos  del futuro Museo de la Imagen y el sonido.

Así nos instalamos en Ruta 66, un restaurante de pinta gringa súper entretenido, con buenos precios y un estupendo espumante para amenizar las conversaciones y buscando más que caipirinhas descubrimos también un lugar lindo con pinta Catalana que  nos encantó: El Born.



Otro imperdible carioca son los restaurantes Rodizzio o tenedor libre (34 reales), o de comida al peso (4 reales cada 100 gramos), como una elija, que resultaba muy conveniente por el precio, pero mas por la variedad de ensaladas y cosas fresquitas, además de postres maravillosos, dulcísimos y muuy de coco.





2° Niteroi

Desde que partimos la planificación del viaje decidimos  visitar Niteroi, sabiendo que iba a ser uno de los iconos del viaje por albergar una de las más lindas obras del célebre arquitecto Oscar Niemayer: el museo de arte contemporáneo.

Tomamos el metro y nos bajamos cerca de la estación de Plaza XV donde abordamos el ferry que media hora más tarde, una vez cruzado la bahía de Guanabara, nos dejaría en Niteroi.


Durante el trayecto nos fuimos turisteando, mirando la bahía, la isla fiscal, donde está el bellísimo castillo ahora administrado por la Marina y, la isla de las cobras, donde funciona el aeropuerto Santos Dumont, con un tránsito non stop de aviones Gol.



Preguntando en el muelle, nos indicaron el número del bus que nos dejó en la puerta del museo, quedando impactadas con la magnitud y la forma y como extrañamente logra encajar con el entorno, verde y mar …


El MAC fue inaugurado en 1996 y alberga una amplia colección, además de un café y un mirador;  (La colección entera en www.macniteroi.com.br)


Con el perdón de los artistas de la colección, creo que solo estar de frente al edificio ya vale la visita, porque la llamada "Flor blanca" es una obra de arte en sí misma.


Saliendo el museo decidimos volver, y como andábamos en humor de arte, aprovechamos de visitar una exposición preciosa de Beatriz Milhazares en el Palacio Imperial, muy cerca de la plaza XV.


El Palacio también es precioso, sirvió de asiento al Emperador de Brasil, una vez independizado de la Corona Portuguesa hasta la República y fue también allí donde se firmó la abolición de la esclavitud.





3° Catedral

Llegamos caminando desde el metro Carioca contra de un viento furioso a otro de los iconos de la ciudad: la Catedral Metropolitana.



Ya me había asombrado cuando la visité en 1999, con sus maravillosos vitrales, y su Jesús crucificado que parece flotar el el centro, y la sensación de ahora no fue diferente… y además como había menos gente la atmósfera era aun mas solemne.




La Catedral está consagrada a San Sebastián y también alberga el museo de arte sacro, que es muy interesante para visitar.



4° Lapa

Desde la Catedral caminamos un par de cuadras para ir a los Arcos de Lapa, un antiguo acueducto del siglo XVIII, construido para abastecer de agua a la ciudad y que después sirvió de base para el Bondinho de Santa Teresa el que fue suspendido en 2011.

Justo cuando llegamos había una sesión de fotos, así que aprovechamos de sacar fotos como poseídas a las chiquillas esculturales que estaban vestidas de carnaval.



Se juntó un buen grupo de gente, pero fuimos afortunadas por poder ver un cuadro tan bonito y lleno de colores.



Caminamos hacia el más querido para los chilenos, la Escadaria de Selaron, compatriota avecindado en Rio que regaló los más surtidos mosaicos, para hermosear la subida a Santa Teresa.


Este artista hermoseó e intervino la escalera durante 20 años, hasta que la muerte, trágica y enigmática,  lo encontró ahí mismo en 2013


Encontramos varias referencias a muchos países, por que él iba integrando todas las cerámicas que le iban regalando y también algunos  guiños a Chile y al celebre homenaje a nuestros mineros rescatados vivos en el Milagro de San José en el 2011.



Sacamos como mil fotos, porque el lugar invita, tan lindo y lleno de color … esta lleno de detalles de distintos países, animales y flores, así que es para estar muchísimo rato disfrutando…




Saliendo de ahí muy tranquilas recorrimos Lapa, un núcleo bohemio, bien surtido y variopinto para todos los gustos, y local de iconografía Millenial, con el celebre "gentileza gera gentileza"


5° Ipanema

Como llegamos en bus desde Copacabana nos bajamos en las cuadras mas adentradas de la playa, llenas de tiendas y cafés preciosos, incluida la celebre joyería H.Stern, con su visita museo,  exposición de piedras de miles de colores y tienda del visitante con precios en otro nivel.


Visitamos el cafe Cafeina (www.cafeina.com.br) donde pudimos disfrutar del mas rico y necesario café (por el viento), haciendo un stop disfrutando su preciosa decoración para seguir con nuestra visita.


Caminamos por la Rua Vinicio de Moraes, hacia la laguna Rodrigo de Freitas, que se ve muchísimo más linda desde las alturas y nos devolvimos por la misma calle hacia la playa al atardecer, disfrutando de una luz preciosa.


Nos dirigimos hacia la playa Arpoador y el parque Garota de Ipanema, límite con Copacabana, atravesando los Postos playeros, lleno de cuerpazos Cariocas, practicando fútbol, voley o futvoley o trotando, además del más lindo atardecer  por supuesto, teñido todo de la archi conocida musicalidad que ha levantado a esta playa a nivel de mito … 




6° Centro


Por consejo de mi buen amigo couchsurfer Rafa, decidimos recorrer el centro histórico de Rio; ya para ir a Niteroi habíamos pasado más o menos cerca, pero ahora lo recorrimos con calma y con un objetivo muy especifico: café !


Nos bajamos en la estación Uruguiana y comenzamos a caminar por los paseos testigos de una buena Belle Epoque y a la vez de un centro financiero actual y bullente.


Visitamos Casa Cavé, que data de 1860, y que es sede del pastel de nata (una réplica del pastel de Belem de Portugal), hasta que dimos con la joya recomendada por Rafita.


La Confitería Colombo es un lugar hermoso, data de fines del 1800, y ha estado dedicado a servir con estilo los cafés de las mas distinguidas figuras Cariocas, en un escenario digno de ciudad imperial.



Ya el recibidor es precioso, con sus vitrinas llenas de delicias, pero el comedor con sus vitrales es de ensueño.



Nos sentamos a disfrutar de una selección de Bolos, salgadinhos y obvio que un clásico Brigadeiro, con un Capuchino de lujo ...




Caminamos felices, mirando todas las tiendas, hacia el metro Cinelandia para volver a la playa y cerrar nuestro paseo tranquilo por el centro -centro,  encontrándonos con otro edificio precioso que merece una visita, el teatro Municipal, inspirado en la opera de París, y coronado por una enorme águila .



7° Corcovado

Este fue uno de los paseos más diferentes de mi experiencia anterior … esa vez subimos con mis papas en auto y a pesar de estar en plena época de carnaval no recuerdo que haya estado tan lleno de gente.

Nos fuimos en metro y llegamos casi justo donde se aborda el tren del Corcovado, el que a esa hora tenía una hora y media de espera, pagamos nuestro ticket y nos fuimos directo a un paseo por la Floresta de Tijuca, con monos incluidos!





El viaje dura 20 minutos y está amenizado por un grupo musical que le pone ritmo y baile al trayecto…



Una vez en la casi cima, debimos subir las escaleras y nos encontramos desde un costado con el Cristo Redentor que preside desde las alturas, toda postal Carioca y que ha sido además ungido como una de las siete maravillas del mundo moderno.


El Redentor mide 30 metros de altura y desde 1931 sorprende y emociona a los visitantes, que hacen poses imposibles para replicar la figura de los brazos abiertos.

Fue difícil (más bien imposible) sacar una buena foto, porque estaba llenísimo de gente … entonces mejor me dediqué a tratar de ganar un espacio para disfrutar de la impresionante vista  amplia, a pesar del fuerte viento que había a esa hora.



Desde la cima del Corcovado, se obtienen las más lindas vistas a la playa, la laguna y hacia el pan de azúcar, permitiendo una escena cierta de esta ciudad de caprichosa geografía, verde, verde y con muchísima agua.


La obvia panorámica ...





8° Jardín Botánico 

Esta era una de mis visitas más queridas, aunque fuera repetición; el 2012 leí un libro precioso escrito por uno de mis autores favoritos Javier Moro llamado el Imperio eres Tu, y que se trata de Brasil en el tiempo de la corona Portuguesa y  de la independencia, comandada por Pedro I. Aunque toda la ciudad tiene impreso el sello de los Braganza, este es un lugar referido como de escape en el libro, y tiene mucho de Pedro y sus aventuras.

El lugar data de 1808 y fue levantado como lugar de investigación y conservación, y  también de adaptación de las especies traídas desde Indias a este clima tropical.


Paseamos tranquilas por los senderos recogiendo hermosas imágenes de las mas coloridas flores, así como de los pájaros que revolotean buscando alguna semilla.



Encontramos la laguna, llena de loto y Nenúfares del Amazonas


Y un Orquideario que se dice  tiene más de 600 clases de orquídeas ... mis favoritas !



Como era día de semana estaba todo muy tranquilo, solo nos acompañaban niñas de un colegio que andaban de visitas con sus profesores, así que disfrutamos del paseo con total tranquilidad.


Y dimos por terminado el paseo.

9° Pan de Azúcar


Nos trasladamos en metro a a estación Botafogo al sector de Urca y Playa Vermelha, para visitar otro icono de la ciudad: Pan de Azúcar, una gran columna de granito que se eleva a los 400 metros y que también permite las más lindas vistas de la bahía y la ciudad.



El viaje toma dos tramos el un elevador grande y cada parada tiene visitas más espectaculares que la otra …


Recorrimos con calma las estaciones, que dominan la ciudad en 360º y aprovechamos ademas de descansar en las tumbonas de madera, mientras disfrutábamos de unos heladitos y sacábamos mil fotos, a un ritmo mucho menos acelerado que en la visita al Cristo Redentor.





Bonus track: compras, compras, compras !

Si bien ese no era el objetivo de este viaje, fue imposible no mirar y aprovechar de comprar algún recuerdo.

- Frente a nuestro edificio había una tienda donde vendían TODAS las Havaianas, de todos los colores, taco y diseño, y si no era suficiente, ahí mismo podías elegir mejorarla con un broche, que lo instalaban a presión ahí mismo.

- El Shopping Rio Sul nos quedó más a la mano, y tenía un buen resumen de tiendas … yo aproveché algunas ofertas de Hering, que acá ya no llega, y trabaja muy bien el algodón y O Boticario, para comprar cremas de aromas maravillosos.

- El supermercado Zona Sul está por todos lados con sus corazones, y es un súper buen lugar para comprar café, chocolates y algunos productos de Nivea que acá no hay (como aceite de ducha) a muy buenos precios y con aromas espectaculares ….


Después de nuestros días en Rio, terminamos nuestra aventura Brasileña por Salvador y las tierras cariocas (y yo además sumando unos días Pernambucanos) felices y agradecidas por haber tendido un viaje sin contratiempos … conocimos, disfrutamos mucho y nos reímos de nuestra amistad ya mítica a estas alturas !



Next Destination: Guatemala !