Etiquetas

martes, 31 de marzo de 2015

La aventura de Magic Kingdom por un dia. Octubre 2013.

Esta fue una larga jornada: nos levantamos antes del amanecer, para ir saliendo a las 07:00 de la mañana del hotel, pensando en que teníamos tres horas de camino a Orlando.

Elegimos sólo ir a Magic Kingdom e ir por el día, sólo por la edad de mi sobrino José Ignacio, él dijo que quería ir a la casa de Mickey y las dos enganchamos con la idea, aprovechando que el auto ya estaba rentado, y que la verdad, era altamente improbable que en un viaje de adultos, como los que generalmente hacemos, pasaramos por Disney ... el sobrino, fue la excusa ... hay que reconocerlo :)

Elegimos nuevamente la autopista Florida Turnpike, que fue la que nos indicó el GPS (después supimos que había otra, mas lenta, pero sin peajes), retiramos el ticket en el primer toll y despues solo pasabamos por los pórticos, asegurandonos de esquivar las lineas de Sunpass, porque Marce no lo contrató con el arriendo del auto. En el pórtico final, pasamos por la caseta (con un ser humano dentro) y pagamos los cerca de 17 dólares que nos salió el trayecto.
La carretera es espectacular, muy amplia, limpia, y nada de congestionada (75 millas por hora). Tenía estación de servicio cada unos 100 kilomeros, con minimarket y baños, muy bien mantenidos.

Después de 3,5 horas y una parada express al baño de José Ignacio, en el IHop más cercano, llegamos al "recinto", previo pago de otro peaje, pero ya cobrado por Mickey.


La entrada la compramos el dia anterior, via internet, por un poquito más de 300 USD (2 adultas y 1 niño) https://disneyworld.disney.go.com/tickets/, así que pasamos directo a boletería, donde nos entregaron la tarjeta, con la que ingresaríamos a todos los juegos y al registro del Memory Maker. (En cada lugar te sacan "la foto oficial" y despues, antes de salir, las ves y pides que te impriman las que mas te gustan, por 20USD cada una)

 

Nosotras decidimos ingresar por el monorail, y recorrer bien intuitivamente, lo que más pudieramos sin estresar al enano, que lo único que quería era ver a Mickey, que fue al primero que visitamos ... nos saludó, se sacó fotos con nosotros, firmó un autografo y ya... continuamos el paseo.



Organizamos el paseo, de manera que Jose Ignacio pudiera ver a los personajes Disney, más que orientarlo hacia los juegos (el no alcanzaba el 1.05 cms para subir a los juegos mecánicos más "de grandes" y no se quiso subir a Dumbo, que era para niños más chiquitos.


Caminamos por Main Street entre la gran cantidad de gente presente ese día, la "avenida principal" decorada con los motivos café y anaranjados de otoño y Haloween.



Nos detuvimos unos segundos en el Starbucks más temático del mundo para tomar desayuno- almuerzo y cargar pilas para el recorrido bajo el calor que ya empezaba a subir.



Nos dio la bienvenida oficial Walt Disney de la mano de Mickey, el ratón que desde 1928 alimenta todos los sueños infantiles, y una vista hermosa del castillo, que fascina a la princesa que casi todas llevamos dentro.


Nos sorprendió la cantidad de adultos que recorría el parque, sin niño de coartada, como nosotras, incluyendo varias parejas de viaje de luna de miel.... 



El castillo es bien bonito, tal como me lo imaginaba cuando era niña, pero es hueco!, sólo está abierto el primer piso, donde hay una tienda de princesas, donde visten, peinan y maquillan a las futuras princesas de cuento.

En el pasillo estan hechas en mosaico, las imagenes de los mas queridos y recordados personajes de Disney, incluyendo el principe azul.


Cruzamos el castillo y salimos a una especie de aldea tematica, donde nos encontramos con una clase de baile, dirigida por la Bella y la Bestia a la que nos incorporamos, siguiendo el ritmo del vals.


Y nos subimos al carrusel precioso: Prince Charming Regal Carrousel, ubicado en el mismo sitio.


Continuamos nuestro paseo hacia la porción de los más pequeñitos Fantasyland, donde estaba la Sirenita, y Dumbo, con los elefantes voladores y las jaulas de los animales del circo, que eran en realidad un paseo de agua, Splash´n´soak station, que refrescaba la tarde.


Pasamos por la carpa donde estaban Goofy, Minnie, Daisy y Donald como personajes del circo, José Ignacio y nosotras posamos como conductores de moto, domadores de perros Poodle y gitanos, respectivamente, para la foto oficial, y también se llevó su mapa autografiado por todos los personajes.


Siguiendo la planificación del día nos acercamos al castillo nuevamente donde presenciamos el desfile oficial "celebrate a dream come true" de las 15:00 horas, ya que no ibamos a ver el de la noche, que es con fuegos artificiales y todo.





El desfile es presidido por Mickey pero pasan todos los personajes más queridos de Disney, partiendo por Mary Poppins, hasta las princesas más modernas obvio que acompañadas por su principe y carroza.


Una vez terminado el desfile, nos movimos hacia Tomorrowland, con su Speedway, donde Marce y Jose Ignacio corrieron un par de veces, aprovechando yo de visitar el Carrusel del Progreso, que era bien fome( debi haberlo anticipado, porque  no tenía fila)



Recorrimos así la versión más moderna del parque, con toques más futuristas, y nos detuvimos a comprar souvenirs en las tiendas bien variadas de esta porcion, cada una de ellas atendida por personas de la tercera edad encantandoras.




Cruzamos ya devolviendonos a la entrada a la parte del Frontierland,  más estilo Mississipi, y a la montaña rusa, donde nos pudimos ingresar por la altura de mi sobrino, quedando corto unos centimetros.





Recorrimos ya medios muertos de hambre, el pueblo estilo Far West, con sheriff y Town Hall incluido.



Paramos a comer cochinadas, a un kioskito de hotdogs del mismo estilo.


Seguimos caminando hacia la zona de Aventureland, con  Aladdin y Pirates of the Caribbean, donde funciona un mercado precioso, de productos de oriente, incluidos los tambores, con los que Jose Ignacio jugó todo lo que quiso, y hasta se hizo un amiguito.





Y recorrimos de regreso la avenida principal, aprovechando de vitrinear y comprar algunos recuerdos, en las decenas de tiendas temáticas.


Obvio que la que más me gustó fue la colorida dulcería de la plaza principal, donde había toda clase de dulces y cakes, además de todos los colores posibles (M&M).


Paramos a retirar las fotos, de las cual compramos sólo una para cada uno, porque eran carísimas (y no eran tan buenas) y nos despedimos felices del mundo de fantasía que nos hizo sentir como niñas, a pesar de haberlo dejado de ser hace un rato ....

Tomamos el monrail y encontramos con facilidad nuestro auto, y emprendimos el viaje de regreso a Miami Beach, por la misma Florida Turn Pike, y llegamos, sanos y salvos, aunque super cansados de regreso al hotel, ya cerca de las 11:00 PM.

Al día siguiente después de playas y algo más de compras Marce y José Ignacio, y mis papas regresarían a Santiago y yo me iría a Recife, a empezar el capitulo Brasileño de estas vacaciones, con la familia Pernanbucana ....


Next Destination: Recife, Brasil !!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario