Etiquetas

miércoles, 25 de abril de 2012

Día 14: La ciudad azul. Jodhpur

Partimos tempranito este día, después del desayuno en el Hotel Pleasent Haveli con una vista linda al fuerte, abordé mi Tata Índigo, con mi almohada inflable lista, y el agua que como ya es usual tiene Dipa para mi.

Dormí todo el camino tendida en el asiento trasero como toda una Marahaní, despertando de cuando en cuando para mirar por la ventana, viendo vacas, camellos, taxis, tuk tuk, jeep y buses abarrotados de pasajeros.



Llegamos a Jodhpur después del mediodía...  y pude notar que  la ciudad efervescía  comercial bajo el sol.


El Hotel Pal In Haveli a pesar de estar situado a una orilla de la Torre del Reloj es un remanso de tranquilidad. Mi dormitorio es enorme y limpio, con una linda aunque sencilla decoración.



La terraza del Hotel permitía una vista hermosa a la ciudad azul y al Fuerte Mehrangarh, que se erigía orgulloso como un gigante y perfecto castillo de arena playero. 



Almorcé allí mi habitual ensalada verde, no verde (pepino, tomate, zanahoria y cebolla), más una coca light por 150 Rupias y me quedé tranquila admirando el bello panorama.

A la hora indicada por Mahendra salimos a caminar por la ciudad azul, linda, linda, linda aún cuando un poco sucia, para mis ojos...

Nos cruzamos con vacas, monos y burros... yo gritaba entusiasta con los monos, hasta que me fui acostumbrando...  salían también niños de todas partes pidiendo que les sacara fotos y luego se las mostrara en la pantalla de la cámara....  




Me encontré con una ciudad atemporal, pero viviente ... que transcurre cotidiana, mientras yo paseo... !!!






Como ya es usual Mahendra se apoderó de la cámara instruyéndome como y donde posar a cada momento... aún así la recuperaba para obtener escenas tan lindas como esta ...


Mujeres en la ciudad azul ...
Lord Ganesh

Y los niños ... !!!




Atravesamos la ciudad antigua y llegamos al Sardar Bazar en plena ebullición... todo el mundo andaba comprando y vendían de todo... Mahendra me explicó que era porque en pocos día más era la fiesta del Dewali, por lo que todo el mundo compraba ropa y decoración para el hogar ...


Estaba re ple to ....

 Llegamos a la Plaza de la Torre del Reloj, donde se encuentran las famosas tiendas de especies, que han hecho famoso al comercio de la ciudad... visité algunos negocios, pero sólo compré incienso y una camiseta de algodón.


Y regresé al hotel para un regalo ... un Masaje Ayurvédico de una hora, con una terapeuta de la Escuela de Kerala (1.000 rupias)

Subí a una terraza del mismo hotel, donde había una carpa de género donde estaba situada la camilla y la terapeuta, quien me explicó los tipos de masaje - eligiendo yo el Abyhanga, restaurativo y de relajación- me instruyó quitarme la ropa y tumbarme en la camilla. 

El masaje fue por todo el cuerpo con aceite de sésamo, apropiado para el efecto y, realmente durante la hora que duró se me llegó a olvidar el ruido de la ciudad que bullía tres pisos más abajo... yo no sentía nada, ni una bocina, ni un motor... nada de nada... fue otro nivel de relajación ....  una maravilla ...



Subí a la terraza del Hotel a admirar el panorama nocturno ... otra maravilla ...



Y llegué finalmente a mi habitación a seguir a revisar mis compras, graciosamente envueltas en diario y pitillo... y seguí descansando feliz y agradecida por el gran día en la que sería una de mis ciudades favoritas en India... 




Distancia recorrida: 295 kilómetros.
Hotel: Pal In Haveli.
Guía: Mahendra Singh (msshayam93@gmail.com)
Actividad: Masaje Ayurvédico Escuela de Karala (1.000 Rupias). Hotel Pal In Hotel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario